nosotros

11 diciembre 2017

Reglas de Oro para mantener limpia y sanitizada el agua de su piscina, para así cuidar a los bañistas, y a las pinturas de ellas.

Durante el verano.

1.- Filtrar el agua todos los días entre 6 y 8 horas, debiéndose mover 2.5 veces el volumen del agua cada 24 horas. Para esto, lea en la rotulación de la bomba, el caudal de metros cúbicos por hora,  para así determinar el tiempo de filtrado.

2.- Si emplea Cloro en tabletas, mantenga un valor entre 1.00 y 1.50 ppm.

3.-Agregar las tabletas solo en el dispensador flotante, generalmente están diseñados para 5 de ellas, reponiendo 2-3 semanalmente, no lo haga en el Skimmer, que solo se diseñó para evitar el ingreso de suciedades al filtro.

4.- Si emplea otro tipo de sanitizante, como los Ionizadores de Cobre, estos deben ser de acuerdo al volumen del agua, si no lo son, generalmente tienen que ser ayudados por dispensadores flotantes de Cloro en pastillas, u otros sistemas de sanitización.

5- Mantener el pH entre 7.2  y 7.6, dentro de este rango,  el Cloro tiene la mayor efectividad sanitizante.

6- Aspire semanalmente el fondo y las paredes con un carro con ruedas; si no las tiene, éste se arrastrará abrasivamente sobre la película de pintura, dañándola.

7.- Después de aspirarla, reponga el agua del “retrolavado” para mantener el nivel del agua, para que no se introduzca aire por el skimmer, lo que genera ruidos y daños a la bomba.

Durante el invierno.

1.-Fíltrela todos los días entre 3 y 4 horas, manteniendo el mismo nivel de cloro y pH; si no lo hace, generará algas que se depositarán en el fondo y las paredes, tiñendo el agua de color verde.

2.-El consumo de Cloro es menor durante el invierno, y consiste en 1-2 pastillas semanales.

3.- Cuando no se sanitiza adecuadamente el agua, pueden formarse Algas, cuya función en la naturaleza es purificarla, por este motivo cuando las hay, es señal de aguas contaminadas. Ellas se presentan en un principio, cambiando ligeramente el color del agua a un tono verdoso, aunque siempre cristalina, posteriormente ellas se adhieren sobre la superficie cercana a la luz, porque como vegetales necesitan de la luz para su fotosíntesis, generando un leve aspecto verdoso amarillento sobre la película de pintura, en especial en las escaleras y bordes que son los que reciben mayor luminosidad, sin embargo, si se siguen multiplicando, el agua adquiere una turbiedad verdosa, muy notoria, como lo muestra la fotografía. Por este motivo, además de sanitizar el agua con pastillas de Cloro, manteniendo un valor de 1.0-1.5 ppm, debe agregarse también algicidas para prevenir la formación de Algas, así también deberá controlarse el pH, que tiene que estar dentro del rango 7.2-7.6, donde el Cloro tiene su máxima efectividad sanitizante, y la piel es resistente a esta alcalinidad.
 
Cuando el agua presenta algas, no aplique los famosos “golpes de cloro”, genera híper-cloraciones muy focalizadas causando daño a las pinturas en el lugar donde se agrega, use sólo Algicidas según las indicaciones rotuladas por el fabricante; si bien es cierto que el Cloro destruye las Algas, la sobre-cloración daña la película de pintura, y a los bañistas. Las Algas una vez muertas, cambian del color verde a un gris, depositándose en las paredes, pero en especial en el fondo, dañando a la pintura; aspírelas siempre para evitar que se adhieran.

Advertencia.

El exceso de Cloro y el uso de Cloro líquido genera una “sobre cloración” en un principio, dañando prematuramente el color y la película de pintura, en especial en el lugar donde se agrega, tizándola químicamente, que consiste en la generación de un polvo de color blanco, que pasa al agua, dejándola lechosa y turbia, haciéndose visible en  las palmas de las manos y en las plantas de los pies, como lo muestra la fotografía. Esta situación se manifiesta algunas veces en forma natural después de 3-4 años, y en forma prematura, cuando se dan los famosos “Golpes de Cloro” cuando hay presencia de algas.

El agregado de Cloro granulado directamente sobre el agua, daña la película de pintura, porque por su baja solubilidad,  se va al fondo, quedando sobre la  pintura durante muchas horas, generando decoloración en la zona de contacto con ella, causando ampollas, y desprendimiento de la película de pintura a través del tiempo. El Cloro como sanitizante del agua, es fotosensible, por este motivo durante el invierno, en las piscinas al aire libre,  dura más respecto al verano.

Nota.

Sí usa Ánodos de Cobre flotantes, que son muy eficientes, tienen la ventaja de mantener menos Cloro para lograr sanitizada el agua, lo cual es beneficioso para las personas sensibles y así  las pinturas duran más.. Esta información fue editada por Codelpa Chile S.A. en Diciembre de 2017. Nos reservamos el derecho de cambiarla, sin notificación previa. Esta información reemplaza a las ediciones anteriores. 

Más noticias