nosotros

21 diciembre 2015

El Ácido Muriático en las Piscinas Estucadas El Riesgo de Aplicarlo

El uso del Ácido Muriático <Clorhídrico> en la construcción, es una creencia muy común y popular, empleado para eliminar las sales de fraguado sobre las superficies estucadas,  que actúan como anti-adherente para las pinturas, sin saber que elÁcido daña superficialmente al estuco, debido a que sólo destruye el cemento que es el ligante de la arena, generando una superficie arenosa, con material suelto y disgregado, siendo una superficie de mala calidad para la adherencia de las Pinturas. La forma de hacer presente este daño, es el burbujeo que se produce cuando se aplica el Ácido, que es una señal visual que estamos destruyendo el “alma” del estuco que es el cemento, debido a que se produce un gas <burbujeo> que se llama Dióxido de Carbono, que se produce por la destrucción de las Calizas del cemento.

Las sales de fraguado deben eliminarse sólo con agua, empleando para esto, Mangueras, o Máquinas Hidrolavadoras.

Las personas que “queman” los estucos con Ácido, a sabiendas del daño, dicen que lo “lavan” posteriormente con agua, en la creencia que el agua que sale de la manguera, se encuentra con el Ácido, y lo saca fuera de la piscina, y la verdad es que lo diluye, penetrando más en la superficie, en especial en el fondo de la piscina, causando un daño aún mayor. Por este motivo las pinturas para piscinas pierden adherencia en especial en el fondo, porque en los muros escurre rápidamente, causando un daño mucho menor.

Esta situación genera que las pinturas en el primer pintado, se desprendan de la superficie prematuramente, y en el segundo pintado la situación  es aún peor, porque el Ácido sigue dañando al estuco a  través del tiempo.

Una forma de verificar esta situación, es frotar la mano sobre la superficie donde la pintura se desprendió y dejo ver el color gris del estuco, apreciándose una superficie arenosa y polvorienta.

Hay dos formas de corregir esta situación.

Si se trata de pequeñas áreas, recomendamos eliminar el material suelto con escobillas, o con máquinas Hidrolavadoras, y sobre esa área a modo de “desmanche”, aplicar una sola mano de pintura para piscinas, para después aplicar sobre el total del área, dos manos, con un intervalo de 24 horas entre ellas, para que las películas se sumen.

Si la situación es generalizada, sugerimos re-estucar toda la superficie con hormigones pre-dosificados fabricados por las cementeras, y empresas dedicadas a este rubro.

Más noticias